entrevista-fnac-

Entrevista a Paul Pen en Club Cultura

La web ClubCultura.com, el portal cultural de la Fnac, publica dos entrevistas con Paul Pen. Una escrita, y otra en vídeo. Se puede acceder al especial, pinchando aquí.

Paul Pen
“Stephen King me ha marcado más de lo que yo mismo reconozco”

¿Qué ha significado para ti ‘Las Brujas’, de Roald Dahl?
Fue el primer libro que me hizo querer escribir. Recuerdo terminarlo y pensar: yo quiero hacer algo igual. Y de hecho lo intenté con un primer relato que plagiaba totalmente el argumento. Aún lo conservo. Está escrito a máquina y todo.

¿Cuáles son las obras que te han marcado a la hora de escribir? ¿Alguna de Stephen King?
Stephen King me ha marcado más de lo que yo mismo reconozco, porque comencé a leerlo muy joven. Por alguna razón creo que los escritores que más te marcan son los que lees de pequeño. Así que aparte de a King y a Dahl, culpo de mi interés por el misterio al montón de escritores en nómina que escribieron la serie de libros de Alfred Hitchcock y los tres investigadores y los libros amarillos de Resuelve el misterio que protagonizaban Amy y Lince. Sin olvidarme de Los escarabajos vuelan al atardecer de María Gripe: que en Suecia ya se escribían buenas novelas de intriga mucho antes de Larsson.

¿Cuáles son tus referentes de literatura negra?
En realidad no soy tan seguidor de la novela negra. Me gustan mucho Harlan Coben y Dennis Lehane, sobre todo con sus historias protagonizadas por personajes cotidianos. Por alguna razón, el mundo policial y de detectives no llega a engancharme a un nivel emocional, conexión que sí encuentro en novelas de terror o thrillers. Prefiero a un profesor o una estudiante cualquiera metidos en una situación intrigante, que a un detective con callo enfrentado a un caso más.

Sorprendente e intrigante el book tráiler de la novela…
El tráiler es realmente una pasada. Lo hicieron Jesús Díaz y Fletcher Ventura, que entendieron a la perfección el significado y las aspiraciones de la novela. Todavía lo veo y creo que al final va a salir un rótulo que anuncie el estreno de ‘El Aviso’ en cines. Y resulta que lo que sale al final es mi nombre. Impresionante.

No sólo esta novela es una historia llena de tensión y angustia sino que también tiene un poderoso lenguaje visual. ¿De qué recursos te has aprovechado para conseguir este efecto?
Escribo cosas que me gustaría ver en imágenes. Sin quererlo, visualizo al escribir planos generales, planos medios y primeros planos. Y también me fijo en detalles que podrían ser considerados fílmicos, como la iluminación de las escenas o el sonido ambiente. Para mí, el cartel de neón del Open zumbando en la oscuridad es lo que mejor define la atmósfera de toda la novela.

Las pistas acerca de la novela en tu página web han creado una gran expectación, ¿te lo esperabas?
No quería que mi novela apareciera de repente en las estanterías, permaneciera ahí durante unos meses, vendiera un número determinado de ejemplares y desapareciera sin dejar rastro. Soy de la generación Facebook y YouTube, y no concibo no aprovecharse de estos recursos. Quiero que cuando alguien pasee por la Fnac ya haya oído hablar de ‘El Aviso’. Si no, es muy difícil resaltar entre tanta novedad. Las pistas en forma de vídeo, además de generar algo de ruido previo a la publicación, me sirvieron para ir dejando claro el tono y la atmósfera que tendría la novela. Si yo no hubiera escrito ‘El Aviso’ y descubro que una novela se promociona con las imágenes de una lluvia de estrellas, una piscina abandonada y una explosión de Mentos y Coca-Cola hubiera salido corriendo a comprarla. Por cierto, las pistas pueden verse aún en www.paulpen.com. Y si alguien quiere seguirme en twitter, que lo haga a través de @_PaulPen.

Los números juegan un papel muy importante en esta historia…
Me apasionan las matemáticas porque son una verdad absoluta. Y de ésas existen pocas. Parece que si algo viene avalado por una serie de números, se convierte en real. Que es precisamente lo que le ocurre a uno de los protagonistas de ‘El Aviso’. Además, soy muy matemático a la hora de escribir. Antes de empezar con la novela ya sabía que quería tener veinticuatro capítulos (como las temporadas de muchas series norteamericanas) de cuatro mil palabras cada uno. Y en el primer manuscrito cumplí a rajatabla con esos números.

¿Cómo ha sido el proceso de creación de los personajes? ¿En qué te has inspirado? ¿Hay detalles autobiográficos?
Creo que mis personajes son una especie de remix del millar de personajes que habré visto a lo largo de treinta años consumiendo libros, cine y televisión. Leo tiene cosas del niño de ‘El Sexto Sentido’ pero también del de ‘Charlie y la fábrica de chocolate’. A lo que añado apuntes autobiográficos que son inevitables. Todos los personajes acaban teniendo detalles míos o de personas a las que conozco, pero mantengo esa distancia que se consigue si los imagino como protagonistas de una película. O incluso de un videoclip. Andrea, de joven, es Alicia Silverstone en los videoclips de Aerosmith.

¿Sientes atracción por los elementos paranormales?
Me interesan a un nivel normal: de espectador estándar de Cuarto Milenio.

¿Qué opinas sobre el fenómeno Larsson?
Me fascinan todos los fenómenos editoriales porque sobrepasan el mundo del libro y pasan a convertirse en cultura pop. Y nada me parece más alucinante que lograr formar parte de la cultura pop de una generación. JK Rowling y Stephen King han aparecido incluso en Los Simpsons, y eso sí que es llegar a lo más alto de cualquier carrera. No veo nada negativo en fenómenos como el de Larsson, Stephenie Meyer o Amanda Hocking. No entiendo que se les acuse de productos prefabricados cuando lees sus biografías y descubres que son gente normal que han tenido un golpe de suerte (vale, quizá en el caso de Larsson todo tenga un matiz más agridulce). Si están ahí, por algo será. Podríamos ser cualquiera. Y atacarles por su calidad literaria es inútil: sería como criticar a los chicles por su escaso valor nutricional. ¿Qué más da eso si dan placer a tanta gente?

¿Da vértigo lanzar la primera novela?
En absoluto. En todo caso emoción y ganas de que sea el inicio de una larga carrera.

¿Puede ser ‘El aviso’ el principio de una saga?
No lo creo. Aunque en caso de querer hacer una secuela, tengo más que pensado cuál sería el arranque. En realidad, cualquiera que lea ‘El aviso’ puede darse cuenta de que en la propia novela se inicia un segundo patrón…

¿Qué otros homenajes escondidos hay en la novela?
Aparte de homenajes claros como los de ‘Regreso al futuro’, Stephen Hawking, Nirvana o Dover, la novela está llena de guiños y referencias: el señor Palmer se llama así en homenaje a Laura Palmer de Twin Peaks, las golosinas con forma de ratón que vendían en el Open son las que se popularizaron con la serie V, el experimento del Mentos y la Coca Cola es uno de los más clásicos fenómenos virales de YouTube, el pueblo de Kansas donde vivía el americano es un histórico de la Ruta 66…

Has comentado que te considerarás escritor el día que veas una edición de bolsillo de tu novela vendiéndose en los aeropuertos…
No hay formato que me guste más que las ediciones de bolsillo. Cuanto más baratas, mejor. Me fascinan las portadas con ilustraciones sensacionalistas, colores saturados, letras enormes, y salpicones de sangre. No hay más que poner Richard Laymon en Google para entender de lo que hablo. Es un estilo que se usa más en el mercado anglosajón, y he pasado horas mirando portadas así en aeropuertos internacionales. Poder estar presente en una de esas estanterías me parece la confirmación oficial de que eres escritor. Mi siguiente objetivo: las cajas de los supermercados. Si estás ahí, eres importante.

Si tuvieras que ponerle una banda sonora a este libro, ¿cuál sería?
Una canción que se menciona varias veces en la novela: ‘Seasons in the Sun’, de Terry Jacks. Que además ha sido versionada por un montón de artistas, desde Nirvana  a Westlife.

¿Escritor o guionista?
De momento, escritor. He sido guionista en programas de televisión, no en ficción. Así que no considero que haya escrito realmente ningún guión. Cuando escriba algún episodio de Dexter o Supernatural, entonces sí.

Te hubiese gustado haber guionizado…
Un episodio de ‘Historias de la Cripta’.

Un libro en el que te gustaría que apareciese tu nombre:
Espero verlo escrito, al menos, en treinta. Calculo que esa tiene que ser mi bibliografía futura para sentirme satisfecho.

¿Cuál podría ser tu libro de cabecera?
‘Boy’s Life’, de Robert McCammon. Veo en internet que aquí en España se publicó como ‘Muerte al alba’.

Una crítica que te gustaría recibir de ‘El aviso’:
El primer gran éxito del libro electrónico en España.

Una etiqueta incómoda sobre tu estilo:
Creo que aún no ha habido tiempo de que nadie critique o etiquete mi estilo. En cualquier caso, tener estilo ya es un mérito en sí mismo. Que lo etiqueten como quieran.

Recomiéndanos algún libro de reciente publicación:
‘Aventuras y desventuras del chico centella’, de Bill Bryson. El libro tiene algún tiempo, pero RBA lo ha traído por fin este año a España. Es la historia de Bill creciendo en la América profunda en los años cincuenta.

Primer libro que recuerdas entre tus manos:
No sé si fue ‘Mi familia y otros animales’ (Gerald Durrell) o ‘La Historia interminable’ (Michael Ende).

Un libro para viajar:
Cualquiera de Bill Bryson. Leyendo sus libros casi no hace falta ni viajar. Ya lo hace él por ti.

Un libro para leer este verano en la playa:
‘El Aviso’ es carne de libro de verano. Al lado de una piscina también se lee muy bien. Y en un avión. Y en un autobús de línea.

Un guión impecable:
‘Cisne negro’.

Un buen plan para este verano:
Terminar mi segunda novela.

Para ti escribir significa…
Dirigir una película sin tener que lidiar con actores, técnicos, presupuestos, permisos…

¿Cómo recibes ser Nuevo Talento Fnac?
Hará más de diez años, o de quince, participé en un concurso de relatos organizado por algún periódico en colaboración con la Fnac. Y hasta Preciados que me fui para entregar en el mostrador de la tienda una hoja impresa con un relato titulado ‘Sangre’. Ya apuntaba yo maneras con el título. El caso es que aquel relato no llegó a nada. Y ahora, tanto tiempo después, soy Nuevo Talento Fnac.  Si pudiera, le guiñaría un ojo a mi yo de hace diez años que vio otro nombre publicado en la lista de ganadores, y le diría: “no te preocupes, que lo tuyo será aún mejor”.

¿Qué estás preparando ahora mismo?
Quiero terminar ya mi segunda novela, que tengo bastante avanzada. Siento que aprendí un montón de cosas escribiendo ‘El Aviso’ que he podido poner en práctica en esta segunda historia. La oscuridad es la gran protagonista. Y aunque no hay neón, sí hay luz.

Sigue leyendo en ClubCultura.com.