Entrevista a Paul Pen en la revista cultural ‘La posada de Hojalata’

Paul Pen es un autor de largo recorrido que ha llegado para quedarse en este panorama editorial, convulso y tan necesitado de nuevas propuestas, al que recomiendo seguir muy de cerca.

[Texto de David Vicente extraído del blog 'La posada de hojalata'].

Entrevista a Paul Pen: “Si nos paramos a pensar, todos somos víctimas de nuestro propio sótano”.

En 2011 Paul Pen, un madrileño de orígenes holandeses, aterrizó en el panorama editorial con El aviso. Una primera novela que le valió la consideración de Nuevo Talento FNAC. Además fue traducida a varios idiomas y será llevada al cine en breve.

Después del éxito de crítica y público de su ópera prima, llega a las librerías su segunda novela El brillo de las luciérnagas, que también será llevada a la gran pantalla. Se le compara con el maestro del terror Stephen King y no deja de recibir halagos que él acepta con humildad.

Paul Pen es un autor de largo recorrido que ha llegado para quedarse en este panorama editorial, convulso y tan necesitado de nuevas propuestas, al que recomiendo seguir muy de cerca.

Tuve la oportunidad de compartir un agradable rato de charla con él sobre su último libro. Aquí os dejo lo que dio de sí la conversación.

paul pen blanco y negro

1. Aunque en tu caso el nombre con el que firmas tus libros tiene una explicación en tus orígenes familiares (holandeses) y en tu biografía no ocultas que naciste en Madrid. ¿Piensas que todavía, en según qué géneros, por ejemplo el de terror o el policíaco, es un hándicap ser español y el lector confía más en el autor foráneo?

Puede ser. Pero tampoco es exclusivo de la literatura. También sucede con el cine o con las series. Por alguna razón lo español nos parece inferior. En mi caso, como bien dices, mi nombre es Paul y mi apellido es muy largo para incluirlo en una portada, por lo que tuve que acortarlo. Incluso creo que puede ser una desventaja, ya que cuando alguien lee la solapa, y comprueba que nací en Madrid, puede pensar: “Mira este, se ha puesto un nombre extranjero para vender más”.

2. Has sido guionista de realities shows. ¿De ahí viene tu afición por el género de terror?

(Risas). No. Pero sí que estar tantas horas observando a los concursantes en determinadas situaciones y viviendo determinadas experiencias me ha sido útil. Al margen de lo banal de estos concursos, se le puede sacar mucho jugo al comportamiento que podemos tener todos nosotros ante algunas circunstancias.

3. Tus obras son muy cinematográficas. De hecho de ambas se han adquirido los derechos para llevarlas a la gran pantalla. No sé si es algo inevitable dada tu formación como guionista. ¿Construyes las novelas del mismo modo que construyes un guión?

Cuando escribo una novela me la imagino como una película, la visualizo en imágenes, sobre todo en cuanto a la estructura. Luego la literatura te permite otras cosas que no te permite un guión (que es algo mucho más esquemático hasta que no se rueda), como hablar de sentimientos, expresar los pensamientos de los personajes.  Pero sí, de algún modo, puede que mezcle ambas formas de escribir.

4. ¿Vas a participar en estas adaptaciones o prefieres mantenerte al margen?

No, no voy a participar y prefiero ser ajeno, al menos por el momento. No me apetecería escribir ahora un guión sobre El aviso. Yo ya dediqué todo el tiempo que tenía que dedicar a la historia y no me seduce darle otra vuelta más. Además soy bastante abierto a la posible adaptación. Yo escribí la novela que quería escribir y entiendo que el cine y la literatura son dos cosas diferentes. Me hubiese molestado más que una editorial hubiese querido modificar mi novela.

5. Tienes un blog donde cuentas tu experiencia como escritor, participas activamente de las redes sociales. ¿Crees que hoy en día la presencia en internet es fundamental para un escritor? ¿No crees que existe una sobreexposición mayor de la que quizá sería deseable?

Creo que está sobrevalorado el impacto de las redes sociales. Parece que es una obligación estar presente en ellas. Pero no debemos olvidar que las redes sociales no son más que personas opinando, algo que siempre ha existido. Puede ser que te faciliten la posibilidad de llegar a más gente, pero hay demasiada obsesión con ellas.

6. Al hilo de este blog del que hablamos, donde cuentas tus experiencias como escritor. Ahora que conoces un poco más el mundo editorial por dentro,  ¿ha ganado en glamur o lo ha perdido?

Pues ni una cosa que la otra. Lo que sí me sigue sorprendiendo es lo lento que resulta todo a la hora de tomar alguna decisión, sobre todo en el mercado editorial español.

7. Centrándonos en tu última novela, El brillo de las luciérnagas. Recientemente ha aparecido en la prensa el caso de las jóvenes que permanecieron secuestradas en EE UU en una casa durante diez años, hace poco conmocionó a la población el caso del austriaco Josef Fritzl que encerró a su hija durante veinticuatro años en un sótano y tuvo hijos con ella allí. No sé si de algún modo todos estos sucesos te inspiraron para escribir la novela.

Efectivamente, en el germen de la historia está el caso de Josef Fritzl.  Cuando lo leí en la prensa, además de impresionarme, por supuesto, todas las barbaridades que hizo, me llamó la atención todos aquellos niños que habían nacido dentro del sótano y pensé que ahí había una novela. Aunque a la hora de abordarla, a pesar de conservar ciertos elementos comunes a la realidad, se aleja bastante del caso.

??????????

8. Los protagonistas de las dos novelas que has publicado hasta el momento son dos niños, más o menos de la misma edad, cada uno con sus propios traumas y vicisitudes.  ¿Eres carne de cañón del psicoanálisis?

(Risas). Sí, empiezo a estar un poco preocupado con este tema.

No, ahora en serio. Sí que me inquietaba que ambos protagonistas pudiesen llegar a parecerse demasiado. Pero creo que la situación que viven es completamente diferente. Además en este libro utilizo como voz narrativa la primera persona y eso también contribuye a marcar una diferencia y una visión distinta para el lector.

9. De El Brillo de las luciérnagas es difícil contar mucho sin convertirse en un spolier. Pero sin desvelar demasiado, no sé si al final tu libro se convierte en una defensa a ultranza de la familia por encima de cualquier institución, incluso de la propia justicia, y en este camino maltratas “injustamente” a alguno de tus personajes.

Es posible que parezca que yo como autor me he posicionado en un lugar muy concreto, tal vez inconscientemente. En cualquier caso, las lecturas que se puedan hacer a posteriori pertenecen a cada uno de los lectores.

10. Te comparan con Stephen King, uno de los grandes maestros del género. Al margen del halago, no sé si piensas que esta comparación puede llegar a encasillarte. Particularmente pienso que una de las cosas que más cautiva de tu narrativa es lo bien que construyes los personajes, la profundidad de la que los dotas y lo matizados que están. En definitiva, el músculo que tienen. Sin duda podrías escribir cualquier tipo de género que te propusieses.

Gracias. En realidad esta comparación surge porque yo en una entrevista dije que era fan de Stephen King, lo que, unido al tipo de literatura que he hecho hasta el momento, lleva a una comparación casi forzosa puesto que las etiquetas resuelven rápidamente y nos dan una primera visión de las cosas. Desde luego, no me molesta.

Y, en cuanto a lo de encasillarme, no, no lo creo. Es más, todavía no puedo anticipar mucho porque la idea está germinándose, pero es posible que la siguiente novela no sea de género.

11. La primera novela la editaste con una editorial importante, RBA, pero al tratarse de una ópera prima no había expectativas y ya la propia publicación era el premio. Después de la repercusión que tuvo, te llega la oportunidad con la segunda de publicar en Plaza&Janes, una de las grandes. ¿Ser más consciente de tus lectores y tener más ojos puestos en ti te ha atenazado a la hora de enfrentarte a ella?

No. Cuando se publicó El aviso ya había comenzado a escribir El brillo de las luciérnagas, por lo que escribí la novela sin ser consciente de esa repercusión de la que me hablas. De hecho, hay algunos temas dentro del libro que pueden resultar un poco peliagudos a la hora de abordarlos, pero decidí no autocensurarme en ningún momento.

12. ¿Y para la siguiente? ¿Sentirás ese vértigo?

De momento no. Creo que estoy en la misma casilla de salida que cuando publiqué El aviso. Soy una persona con los pies en el suelo y trato de no pensar en las ventas ni en cuántos lectores sumo. Sigo trabajando y escribiendo al igual que lo hacía anteriormente.

13. ¿Una decisión equivocada puede arruinar una vida para siempre?

Realmente sí. Además en el caso concreto que narro en El brillo de las luciérnagas no es una, sino varias decisiones equivocadas las que toman sus personajes. Aunque en el fondo nunca sabremos que hubiese pasado si las decisiones hubiesen sido otras, ni siquiera si estas hubiesen sido más acertadas.

14. ¿La vida en el encierro también puede ser vida?

Sí. Precisamente esa es una de las lecturas que me gusta del libro. El protagonista se encuentra encerrado dentro de un sótano y parece que tiene que tomar la decisión de salir, cuando en realidad puede que no quiera.

Si nos paramos a pensar, todos somos víctimas de nuestro propio sótano. Casi todos nosotros vivimos encerrados en burbujas y nadie nos atrevemos a dar grandes pasos. Al final todos nos encontramos muy a gusto donde está nuestro hogar y nuestra gente, que no deja de ser lo que le sucede al protagonista de mi novela.

Muchas gracias, Paul.

A ti.