efe

Noticia de la Agencia EFE sobre ‘El Aviso’

“El aviso”, de Paul Pen, un “thriller” psicológico protagonizado por un niño

Clara González / EFE

La primera novela de Paul Pen, “El aviso”, es un “thriller” psicológico protagonizado por un niño que se cree predestinado a ser la víctima de una maldición circular en un tranquilo pueblo residencial a las afueras de Madrid.

Cuando Pen (Madrid, 1979) se embarcó en esta aventura, planeaba emular a uno de sus autores favoritos, Stephen King, y escribir una novela de terror psicológico que tuviera como escenario un entorno cotidiano y, como protagonista, a un niño.

“Siempre me han gustado las historias con niños, su mirada inocente, aunque reconozco que en esta novela someto al protagonista -y eso que es mi personaje favorito- a una auténtica tortura psicológica”, explica el autor a Efe.

Leo es un niño inteligente y sensible, cualidades que lejos de distinguirle positivamente acaban por convertirle en el blanco favorito de las bromas de sus compañeros.

“Su inteligencia le separa de los demás y le convierte en ‘raro’. Se siente incomprendido incluso en casa. Su madre esperaba que fuera un ‘triunfador’ y no se resigna a que no sea popular entre sus compañeros”, comenta Pen.

Esta sensación de incomprensión y soledad se verá reforzada por los avisos que recibe sobre su prematura muerte y que sus padres interpretan como bromas de sus compañeros o, incluso, como llamadas de atención de su propio hijo.

Otro personaje cuyos descubrimientos le alejarán de los demás es Aarón. El joven establecerá una conexión entre los cuatro atracos que han ocurrido en Arenas de la Despernada, localidad inspirada en Villanueva de la Cañada (Madrid), y que han terminado siempre con la muerte de una persona.

“La idea surgió un día cuando circulaba por una rotonda por la que había pasado muchas veces en el pasado e imaginé que quien viajaba en otro coche podía ser yo hace años. Esa coincidencia de espacio y tiempo fue el germen de la historia”, relata Pen.

Antes de “El aviso” (RBA), Pen -sílaba de su “impronunciable” apellido de origen holandés- publicó un par de relatos, aunque tenía claro que quería escribir una novela.

“He leído y disfrutado mucho leyendo y siempre quise poder transmitir esas mismas sensaciones. Al cumplir los 27 me dije ‘ahora o nunca’”, explica. En nueve meses terminó una novela de la que empezó teniendo claro el principio, el final, los personajes y hasta el número de palabras por capítulo, 4.000.

“Puede que eso lo explique mi pasión por las ciencias que está también presente en la lógica que sigue Aarón para descubrir las conexiones entre los diferentes sucesos y en la afición por las matemáticas y la astronomía de Leo y su padre”.

Pen estudió Comunicación Audiovisual, luego se atrevió con las Ciencias Puras, aunque finalmente aterrizó en la prensa escrita, donde estuvo siete años. Hace tres se pasó a la televisión donde trabaja como guionista del programa “Supervivientes”, cuyos resultados de audiencia le hacen prever que seguirá “todavía unos años”.

“Me gustaría dedicarme por completo a escribir. De hecho estoy ya con mi segunda novela cuyo tono, atmósfera y género son idénticos a ‘El aviso’. Es el tipo de literatura que me gusta leer y escribir”, comenta.

Pen considera que su estilo ágil y cinematográfico, sus continuos saltos de tiempo y la profusión de diálogos, a los que ha prestado una especial atención, se deben en gran medida a las series estadounidenses, de las que es un gran seguidor, y a su propio trabajo en televisión.

“Creo que ‘El aviso’ se podría adaptar muy bien al cine. Para mí Juan Antonio Bayona (‘El orfanato’) podría ser un fantástico director para esta historia”, apunta esperanzado.

Publicado, entre otros, en:
ADN.es
La Información.
El confidencial.